lunes, 19 de diciembre de 2016

EN EXALTACIÓN DE LA CRUZ EL PRO SE APRONTA PARA GOBERNAR EL MUNICIPIO


El PRO ha comenzado a movilizar sus cuadros en la provincia de Buenos Aires en preparación para las elecciones de medio turno en 2017. Raúl Sancho, en exaltación de la cruz, da el pistoletazo de partida.

En el Partido de Exaltación de la Cruz, provincia de Buenos Aires, el PRO responde a las directivas del joven abogado y funcionario del Ministerio de Seguridad bonaerense, Raúl Sancho. Aunque no obtuvo la intendencia en 2015, realizó una excelente campaña que lo sitúo en segundo lugar muy cerca del Frente para la Victoria, una variopinta alianza de peronistas, kirchneristas y vecinalistas que, con diversos sellos electorales, controla el municipio desde 1987.

Ahora, los representantes locales del presidente Mauricio Macri calientan motores con vistas a incrementar sustancialmente su representación en el Consejo Deliberante de Exaltación de Cruz.

Sus perspectivas parecen ser muy buenas. La población del Partido muestra un profundo descontento con la gestión del intendente Adrián Sánchez que ha descuidado las calles y caminos del Municipio, no tiene respuestas para los problemas de inseguridad ni para ningún otro de los males que afectan al municipio.

Un especial malestar local provocan el abusivo costo de los peajes sobre las rutas nacionales 6 y 8, así como la demora en los trabajos de ensanche de la ruta 8, que ponen en peligro la seguridad vial en el Partido.

Pero Adrián Sánchez parece, al menos por el momento, más preocupado por la marcha de sus negocios inmobiliarios que por encontrar soluciones a las demandas de la gente de Exaltación de la Cruz que ya no sabe cómo quejarse de la inacción municipal. Para empeorar las cosas, el Consejo Deliberante, dominado por el oficialismo, ha incrementado sustancialmente las tasas municipales.

Precisamente en el gran descontento con la actual gestión municipal radican las esperanzas del PRO de imponerse en las próximas elecciones. A ello se suma la buena imagen de la gobernadora María Eugenia Vidal que seguramente traccionará votos provinciales a las listas locales del PRO.

Mientras tanto, Sancho consolida el espíritu de la militancia con frecuentes reuniones, visitas por el municipio y conversaciones con los vecinos para conocer sus problemas y buscar soluciones.

El pasado sábado 17, el PRO organizó un asado para dirigentes y militantes con motivo del cierre del año. Unos doscientos militantes se reunieron en el Salón Unikos de la ciudad de Los Cardales para festejar el fin del año y escuchar las orientaciones de Sancho para las próximas elecciones.

El clima era festivo y los asistentes confiaban en que sus perspectivas electorales eran óptimas. Tendremos que esperar hasta octubre de 2017 para saber si esto es cierto.