lunes, 18 de enero de 2016

EL TERRORISMO ASESINO A MÁS DE 70.000 PERSONAS EN 2015

LA MÁS TEMIBLE AMENAZA A LA SEGURIDAD

El terrorismo continúa siendo la principal amenaza a la seguridad que afecta a la mayoría de los países del mundo. Así lo evidencia un informe elaborado por el Centro sobre Terrorismo e Insurgencia del IHS Jane´s que registró 18.987 ataques terroristas, que provocaron la muerte de 29.424 personas y heridas de diverso tenor a otras 36.839, mientras que 43.523 miembros de organizaciones terroristas resultaron muertos en diversas acciones, todo ello durante el año 2015.

LOS MÁS ACTIVOS

El informe señala que la casi totalidad de estos ataques terroristas fueron perpetrados por organizaciones yihadistas. El grupo terrorista más letal del mundo es el Estado Islámico (ISIS según sus siglas en inglés o DAESH según la denominación en árabe) que lidera Abu Baker al Bagdali. A este grupo se le atribuye la comisión de 3.317 ataques -el 17% del total registrado- y esa cifra indica un incremento del 50% en el número de ataques con respecto a 2014.

En segundo lugar, se sitúa el Frente Al Nusra, la filial siria de la red Al Qaeda, que llevó a cabo 551 agresiones.

¿DÓNDE?

Siria con 5.496 atentados e Irak con 3.748 son los países que más ataques terroristas padecieron. Los atentados suicidas, por ejemplo, fueron 108 en Siria y 237 en Irak. El Estado Islámico llevó a cabo el 92% de sus acciones en Siria e Irak, aunque este grupo se ha adjudicado acciones en 28 países distintos.

Además de Siria e Irak, la mayoría de los ataques de los terroristas vinculados al Estado Islámico han tenido lugar en Libia, Afganistán, Egipto e incluso Francia -Charlie Hebdo y los ataques simultáneos del 13 de noviembre- y los Estados Unidos -San Bernardino-. En 2016, el EI incluso extendió sus acciones a Indonesia.

LAS VÍCTIMAS

El principal blanco humano del terrorismo son el personal perteneciente a las fuerzas de seguridad y fuerzas armadas que sufrieron 9.325 ataques, mientras que otras 4.538 acciones fueron contra blancos indiscriminados, es decir, población civil escogida al azar.

Estas cifras consignadas por la publicación experta en seguridad y defensa de IHS Jane´s indican que el terrorismo yihadista continúa siendo la principal amenaza a la seguridad que afecta indiscriminadamente a cualquier nación del planeta e indiscriminadamente a cualquier sector de la población.

Por lo tanto, los servicios de inteligencia y las fuerzas de seguridad tienen la responsabilidad de monitorear las actividades de los grupos legales que mantienen afinidades y vínculos con grupos terroristas. Ningún país está a salvo de esta amenaza.

Al respecto, debemos recordar que recientemente el ex Secretario de Inteligencia de Estado, Lic. Miguel Ángel Toma, ha advertido sobre la participación de una treintena de combatientes argentinos en las filas del Estado Islámico en Siria y Libia.